Esterilización en animales de compañía

Si estás leyendo esto seguramente sea porque te has planteado, en algún momento, esterilizar a tu mascota y aún no tengas decidido qué hacer. Pues bien, antes de darte las razones y de que sigas leyendo, plantéate esta pregunta: ¿Tú cuanto tiempo quieres disfrutar de tu mascota?

Hoy en día, la gran mayoría de propietarios vienen a preguntarnos prácticamente ya convencidos para esterilizar a su mascota, y lo cierto es que, realizarlo de forma preventiva tiene muchísimas ventajas para nuestros animales de compañía (ya sean perros, gatos, conejos, hurones etc). Pero, como siempre os digo: no podemos decir “sí siempre” o “no nunca”. Por eso es importante asesorarse bien de si en el caso de vuestra mascota recomendamos o no la esterilización y cuándo.

¿Qué beneficios podemos obtener de la esterilización?

1- Previene enfermedades: vemos a diario patologías relacionadas con el aparto reproductor y, algunas de ellas pueden costarle la vida a tu animal.

  • En machos: problemas prostáticos y tumores tanto de próstata como en los testículos
  • En hembras: el porcentaje de problemas en hembras es bastante mayor respecto a los machos. Pueden sufrir pseudogestación (coloquialmente conocido como embarazos psicológicos, aunque este término en animales no es del todo correcto), piometras (infección uterina), tumores mamarios… En el caso de las gatas, el índice de tumores mamarios malignos es todavía superior respecto al de las perras.
Piometra
Tumor maligno

2- Mejora la convivencia en muchísimas situaciones.

  • Marcaje urinario. Especialmente problemático en machos, los perros levantando la pata toooodo el día, generando olores, problemas con los vecinos … Y ¿qué me decís de los gatos? En su caso el olor es especialmente intenso y molesto.
  • Agresividad hacia otros animales o problemas territoriales: sobretodo en perros machos, que son los “gallitos del corral” y ladran a todos los perros del vecindario durante el paseo. Esos a los que no puedes soltar en el parque canino porque terminan mordiendo a alguno…. ¿Y en gatos? Pues son especialmente territoriales y cuando no están castrados se pelean mucho más, aumentando el riesgo de coger enfermedades mortales como leucemia o FIV (sida felino).
  • Gatas en celo. Quién haya tenido alguna vez cerca una gata en celo… ¡no le hará falta seguir leyendo! Los maullidos pueden llegar a ser realmente desesperantes… durante horas y horas (sobretodo nocturnas) buscando puertas o ventanas donde ponerse a maullar de forma desesperada.
  • En perras en celo, el paseo puede volverse una auténtica pesadilla, ya que ante el olor y las hormonas generarán atracción y otros perros irán como locos a olerla y querer montarla con todas las consecuencias que ello trae.
  • Perr@s que se escapan en busca de otros y terminan volviendo con “sorpresas” no deseadas, mordiscos… o peor aún… atropellados o acompañados por la policía y denuncia en mano.
  • Otros problemas de comportamiento como conductas sexuales en casa: montar a la pierna de los propietarios, estar todo el día masturbándose con la cama o juguetes, montar constantemente a otros animales de la casa…

3- Evita camadas indeseadas y, por tanto, abandonos y fomenta la adopción. Debemos promover la tenencia responsable de animales e intentar trabajar para reducir el número tan descabellado de abandonos que tenemos en nuestro país.

Y tú ¿cuánto tiempo quieres disfrutar de tu mascota?

4- Prolonga la vida un 20% respecto a animales no esterilizados. Viven más y con menos riesgos de contraer enfermedades.

Y si hasta ahora, evitarles enfermedades, ser responsables en cuanto a tenencia y cría animal, mejorar la convivencia tanto animal-animal como animal- humano no os había parecido suficiente…. ¿Qué más necesitais oír?

Porque teniendo en cuenta que la vida media de los animales es bastante menor a la nuestra… yo firmaba ya por poder disfrutar de mis pelud@s un 20% más de tiempo.

Factores que impiden la esterilización de tu mascota

Bueno, creo que los beneficios de la esterilización y la razón de por qué, en general, la recomendamos han quedado claras. Pero, entonces ¿esterilizamos a todos los animales sin distinción?

Claramente, la respuesta es  ¡NO!

Hay factores que nos hacen frenar o retrasar una esterilización; entre ellos:

  • Edad y raza del animal
  • Fecha del último celo
  • Perras que presenten agresividad hacia otros perros
  • Animales con patologías preexistentes u obesidad

El consejo de @saraymiveterinaria

Si aún no has esterilizado a tu mascota o tienes dudas sobre si hacerlo o no y cuándo, ¡consúltanos! Cada caso, como en todo, debe tratarse de manera personalizada. Por eso es importante un buen asesoramiento sobre las necesidades de tu mascota, qué es lo mejor para él/ella y cuándo es el momento óptimo para realizar cada una de las acciones preventivas .

Recuerda que siempre tú decides: ¿medicina preventiva o curativa? Yo lo tengo claro.

Enfermedades vectoriales

 

Los que visitáis el veterinario con cierta frecuencia, seguro que habéis oído este nombre alguna vez, y es que entre los meses de noviembre y febrero siempre se realizan campañas para detectar estas enfermedades. Pero, ¿qué son las enfermedades vectoriales? Son aquellas enfermedades que se transmiten a partir de vectores; es decir, “vehículos que transportan cosas”… pero vamos a situaciones más concretas , que seguro que así me entendéis mejor!

Enfermedades vectoriales más comunes

Enfermedades transmitidas por garrapatas

Las garrapatas actúan como vectores transmitiendo enfermedades a animales, pero OJO!! También pueden causar enfermedades a las personas (ZOONOSIS). De ahí que siempre os insista tanto en la desparasitación. Y, es que, como siempe os digo: más vale prevenir tanto por la salud de nuestros peludos, como para la nuestra propia. Os dejo este enlace en el que se relatan casos en personas que sufren secuelas crónicas por no haber sido detectadas a tiempo.

GarrapatasPerro plagado de garrapatas

Cuando diagnosticamos alguna enferedad de este tipo, sois muchos los que nos decis: «pero si nunca le he visto una garrapata». Pero es que, no es necesario que vuestro perro esté plagado como en la imagen para contraer enfermedades. Lo cierto es que, una única picadura durante un paseo es suficiente para adquirir alguna de las enfermedades como: erlichia, anaplasma, ricketssia, babesia, borrelia…

Por desgracia vivimos en una zona (Comunidad Valenciana – España) considerada endémica, por la cantidad de garrapatas que hay, y tenemos muchísimos animales portadores crónicos. La suerte es que estas enfermedades, al igual que la leishmania que luego veremos, van muy ligadas al estado sanitario del animal y a su sistema inmune, por lo que no todos desarrollan la enfermedad.

Síntomas y Tratamiento

En aquellos que sí la desarrollan el abanico de síntomas es muy amplio. Quizás los más típicos serían: anemia y/o plaquetas bajas (existe riesgo desde pequeños sangrados hasta hemorragias internas), inflamación hepática, fiebre, dolores musculoesqueléticos, etc

El tratamiento de base es con antibiótico específico, pero en casi todos los casos se complementa con otros fármacos en función de las alteraciones que presente el animal. En general, podemos decir que la respuesta al tratamiento es buena.

Enfermedades transmitidas por pulgas

Al igual que las garrapatas, las pulgas también actúan como vectores que pueden

Perro con dermatitis por pulgas

transmitir enfermedades a nuestras mascotas. En este caso, la multiplicación es tan rápida que debemos cortar el ciclo lo más rápido posible (una pulga pone una media de 50 huevos al dia!!!). Las enfermedades más comunes que pueden causar estas pequeñas parásitas son:

  • Dipylidium caninum: es un tipo de gusano intestinal, un cestodo que en perros y gatos puede provocar vómitos, diarrea, pérdida de peso, anemia, etc
  • DAPP: dermatitis alérgica por picadura de pulga; reacción alérgica tras la picadura, puede aparecer tanto en animales como en personas y provoca picor intenso y lesiones derivadas del rascado que pueden terminar en infecciones de la piel
    • Pero las pulgas no solo afectan a nuestras mascotas, ya que la picadura de éstas pueden infectar a los humanos de tifus, peste bubónica o filaria.

Enfermedades transmitidas por mosquito:

Los mosquitos, además de molestos, son grandes vectores de enfermedades. Por ello solemos insistir mucho en que pongáis a vuestras mascotas la pipeta o collar. Aunque en los meses de calor hay que reforzar la protección, lo ideal es que nuestros pequeños estén protegidos durante todo el año. Pero ¿qué enfermedades pueden causar? Desde luego, las más comunes son la dirofilariosis y la leishmaniosis.

Dirofilariosis. Este parásito se transmite a través de ciertos mosquitos (en la actualidad se cree que hay al menos 12 tipos de mosquito que pueden actuar como vector), también conocido como «gusano del corazón». Destacar que también puede afectar a las personas.

Entre los síntomas, según el grado de evolución,  podemos encontrar tos crónica, dificultad respiratoria, síncopes (desmayos)  tras actividad física o excitación, insuficiencia cardíaca, edemas, pérdida de peso, tromboembolismos… Incluso, en casos graves, ha llegado a verse muerte súbita por insuficiencia respiratoria aguda.

Cabe destacar, que en esta enfermedad la prevención es VITAL!!, ya que, aunque existe tratamiento específico para la misma, es económicamente muy costoso y además tiene muchos riesgos para la vida del animal.

Leishmaniosis. Probablemente, la leishmania sea una de las enfermedades vectoriales más conocida por todos. El mosquito flebótomo es el enemigo que porta el parásito y puede infectar tanto a animales como a personas (los casos en personas hasta ahora son pocos, y generalmente ligados a alguna otra patología que debilite el sistema inmune, aun así, debemos tener mucha precaución con los mosquitos, sobretodo en casas con personas enfermas, mayores o bebés).

Entre perros, además de por picadura de mosquito, podría contagiarse en una transfusión de sangre, y hay algunos estudios recientes que indican que también podría transmitirse a través de garrapatas y por la placenta.

Los síntomas podríamos resumirlos en dos cuadros: cuadro cutáneo, mediante lesiones en piel y cuadro visceral (la que afecta a nivel interno) que puede entre otras cosas provocar anemia, pérdida de peso, daños en hígado y/o riñón, dolor articular, etc

Dada la importancia y repercusión de la Leishmania, hemos dedicado todo un post a ella. Podéis verlo aquí

Como prevenir las enfermedades vectoriales de mi mascota

Aunque existen tratamientos, una vez más, la prevención es la mejor solución. Siempre lo es… Por ello, y para prevenir las todas las enfermedades vectoriales, lo primero y principal es hacer un buen plan antiparasitario anual.

  • En la zona en la que vivimos ¡debemos usar productos todo el año!
  • No debemos usar siempre los mismos, por ello lo ideal es que tu veterinario cree un plan personalizado a tu mascota en función del tipo de animal, ambiente donde vive, época del año, etc etc

El tratamiento específico contra dirofilaria: existe en comprimidos o pipetas (que deben administrarse/aplicarse 1 vez al mes) y también, mucho más cómodo, en inyectable ¡único pinchazo al año!

Entrando en terreno pantanoso, yo SI recomiendo vacunar frente a leishmania (os hablo de ello en este post).

El consejo de Saray, mi veterinaria

Recordaros también, como os he dicho anteriormente, que el desarrollo de estas enfermedades, con mayor o menor gravedad, va ligado al estado inmunitario del animal (lo que solemos llamar “sus defensas”), por ello existen también suplementos nutricionales destinados a tal fin.

En último lugar, como por desgracia, ninguna prevención da garantías al 100%, debes realizar una vez al año un test sanguíneo contra las principales enfermedades, ya que, en caso de haberla contraído, detectarla de forma precoz puede ser vital

Como veis, las enfermedades vectoriales son muchas y frecuentes, para ellos y para nosotros….. así que protégele y protégete .

 

 

 

 

Qué debemos saber sobre la Leishmaniosis

El 1 de junio se celebra el día nacional de la prevención de la Leishmaniosis. Se trata de una forma más de recordar la importancia de prevenir contra esta enfermedad tan oída por todos. Y, es que, probablemente, la leishmania sea una de las enfermedades vectoriales más conocidas. En este post os contaré en qué consiste, como lo tratamos y, lo más importante, como prevenirla.

Leishmaniosis, qué es

La Leishmaniosis es una enfermedad vectorial, probablemente, una de las más conocida por todos. El mosquito flebótomo es el enemigo que porta el parásito y puede infectar tanto a animales como a personas (los casos en personas hasta ahora son pocos, y generalmente ligados a alguna otra patología que debilite el sistema inmune, aun así, debemos tener mucha precaución con los mosquitos, sobretodo en casas con personas enfermas, mayores o bebés). Siendo ésta una enfermedad grave y transmisible a personas, creo que debemos darle la importancia que se merece, pero eso sí, siempre desde la coherencia, el sentido común y los estudios científicos.

Sabéis que me encanta contaros anécdotas, pues bien: han llegado a pedirnos que eutanasiemos a un perro con leishmania, porque no querían que hubiera riesgo para las personas que vivían con él y, lo peor de todo, es que decían que su médico se lo había recomendado (esto quiero creer que fue de su cosecha y que no es real que un profesional del sector sanitario haya recomendado tal barbaridad).

En fin, a lo que vamos,  para que la leishmania se contagie, es necesario la actuación del mosquito, SÍ o SÍ, no se contagia por acariciar al perro, ni por que nos dé lametones, ni por recoger sus cacas… Un humano se va a contagiar de leishmania si le pica un mosquito, y ¡los moquitos vuelan señores!  Con lo cual: el mismo riesgo de que te pique un mosquito con leishmania existe tanto si tienes en casa a un perro enfermo, como si el mosquito viene de casa del vecino o del pueblo de al lado…. Es decir, ¡deshacerte de tu perro NO solucionada nada! ¿Está claro verdad?. Aprovecho aquí también para explicar esto, a la gente que me dice que a su perro no le pone collar ni pipetas porque casi no sale a la calle y vive en un décimo piso.

Otras formas de contagio

Entre perros, además de por picadura de mosquito, podría contagiarse en una transfusión de sangre (si el perro donante no se ha testado previamente), y hay algunos estudios recientes que indican que también podría transmitirse a través de garrapatas y por la placenta (por eso, entre otras cosas importantes, NO debemos hacer criar a perras con leishmania).

Síntomas de la Leishmania

En cuanto a síntomas, aquí ¡el abanico de posibilidades es enorme! Groso modo, podríamos decir que hay 2 cuadros:

  • Cutáneo: generalmente se manifiesta mediante lesiones en piel .

Descamación (caspa) generalizada o localizada (normalmente en la zona de las orejas); crecimiento anormal de las uñas, aumento de ganglios linfáticos, sequedad en los ojos y lesiones derivadas de esto,  heridas costrosas alrededor de los belfos (labios) o en los borde de la trufa (nariz); una lesión muy típica en esta presentación es el “chancro de inoculación”, que suele presentarse en la cara interna de la oreja, y es como si fuera un granito con costra que no termina de curar bien.

Esta presentación suele necesitar tratamientos menos “agresivos” y obtenemos mejor respuesta.

  • Visceral: esta solemos explicarla como “la que afecta a nivel interno”, y puede entre otras cosas provocar anemia, pérdida de peso, daños en hígado y/o riñón, dolor articular, etc

En esta presentación suelen necesitar tratamientos combinados y controles más frecuentes.

Como prevenir la Leishmaniosis

Aunque existen tratamientos contra la Leishmaniosis, como siempre os digo «más vale prevenir que curar» y en esto no lo es menos. Por ello, lo principal es un buen plan antiparasitario anual que, además, nos ayudará a prevenir el resto de enfermedades vectoriales.

Esto aún cobra más sentido e importancia si tenemos en cuenta la zona en la que vivimos, por lo que deberemos usar productos todo el año. Esto no quiere decir que debáis usar siempre los mismos. De ahí, la importancia de que tu veterinario cree un plan personalizado a tu mascota en función del animal, ambiente y temperatura de la zona, época del año…

 

Vacuna frente a la leishmania

Ahora es cuando entramos en terreno pantanoso. Y, es que, aunque hay polémica al respecto, yo SÍ recomiendo vacunar frente a leishmania. Y por eso os hablo de esto a continuación.

Una de las claves es vacunar SÓLO a animales sanos! Para ello es imprescindible que antes realicemos un test sanguíneo para asegurarnos de que el animal es negativo. Además, como os he dicho antes, la leishmania es un parásito, y por ello, para conseguir la máxima eficacia con la vacuna, el animal debe estar al día en los tratamientos antiparasitarios

En la actualidad disponemos de 2 tipos de vacuna contra la leishmania, canileish y letifend; se recomiendan poner a partir de los 6 meses, os resumo las características de cada una:

 

1. Letifend. 72% de eficacia; seguridad garantizada; todavía no he tenido ningún perro que tenga reacción tras aplicarla; su efecto empieza

 

28 días después de la aplicación; 1 dosis es suficiente y dura 1 año; mi consejo: recomiendo esta en animales de tamaño pequeño con predisposición o antecedentes de alergia.

2. Canileish. Esta fue la primera vacuna contra leishmania que salió al mercado; 92,7% de protección; su efecto empieza 28 días después de la aplicación, pero ¡OJO! La primera vez que se use en la vida del animal (lo que llamamos primovacunación) deben ponerse 3 dosis para conseguir inmunidad (1 inyección cada 3 semanas por un total de 3 inyecciones); el

efecto dura 1 año y después una única dosis anual de recuerdo es suficiente para el mantenimiento; aproximadamente un 15% de animales pueden sufrir reacciones tras su aplicación. Aquí debo lanzar un mensaje de calma, ya que durante algún tiempo se dijeron barbaridades sobre esta vacuna; es cierto que hemos visto animales con fiebre, inflamación o dolor en el punto de inyección, angioedema, vomitos… pero, en todo momento, han sido casos leves que se controlan muy bien con medicación. De hecho, como sabemos que este riesgo existe, a los animales que decidimos vacunar con esta marca, les aplicamos un protocolo preventivo para evitar estos efectos no deseados.

Como veis… no hay nada “mágico” contra esta terrible enfermedad, y pese a que desde que tenemos la vacuna han bajado muchísimo los casos, aún seguimos lamentando muertes… por ello insisto en que contra la leishmania toda prevención es poca, y si en vez de una única acción, combinamos 2, 3 o 4, ¡Mejor que mejor!

El consejo de #SarayMiVeterinaria

Recordaros también, como os he dicho anteriormente, que el desarrollo de estas enfermedades, con mayor o menor gravedad, va ligado al estado inmunitario del animal (lo que solemos llamar “sus defensas”), por ello existen también suplementos nutricionales destinados a tal fin.

En último lugar, como por desgracia, ninguna prevención da garantías al 100%, debes realizar una vez al año un test sanguíneo contra las principales enfermedades, ya que, en caso de haberla contraído, detectarla de forma precoz puede ser vital.

 

Cuidados básicos de Gatos recién nacidos

«Nunca cojáis un gatito recién nacido salvo que esté en peligro o estés seguro que su madre no volverá»

El otro día nos visitó la preciosidad de 9 días que veis en la foto. Por desgracia, son muchos los bebés que no pueden criarse con su madre y por eso me he lanzado a hacer un pequeño repaso en gatos recién nacidos. Pero antes, ¡Recordad!: Nunca cojáis a un gatito recién nacido de la calle salvo que esté en peligro o estés seguro de que su madre no va a volver. Muchas veces solo se alejan en busca de comida.

Recomendaciones para gatos recién nacidos

  1. Los lactantes menores de 3 semanas solo deben recibir leche especialmente formulada para su especie (preferiblemente evitar dar de otras especies o preparados caseros).
  2. Los gatos no son bebés humanos y hay que tenerlo en cuenta a la hora de darles el biberón. No debemos ponerles boca arriba, ni con la cabeza excesivamente reclinada hacia atrás. Debemos tener en cuenta que aún son débiles para toser y si les damos el biberón en la postura errónea o les fuerzas, la leche podría ir a los pulmones provocándoles una neumonía por aspiración.
  3. Otra cosa a tener en cuenta es que no son capaces de hacer pis y caca solos. Por ello, después de cada toma se les debe estimular frotando con papel, algodón o toalla calentita la barriga, genitales y zona anal. De lo contrario, uno de los problemas más frecuentes es que dejan de comer porque no consiguen hacer caca y se empachan.
  4. Importante: Como siempre, acude a tu veterinari@ para realizar revisiones periódicas y ver que todo se desarrolla con normalidad. A partir de los 21 días se irán introduciendo poco a poco alimentos semi sólidos y a partir del mes se inicia protocolo de desparasitación y vacunas

Si estás leyendo esto, es muy probable que te interese el post que publiqué en el blog, «Un gato en la familia. Cuidados básicos»

Y como dice el refranero español: «A buen gato, buen rato»

La importancia de la higiene bucal en nuestras mascotas

En los perros también «la boca es la puerta de entrada de la salud«higiene bucal en los perros

Al igual que la nuestra, la limpieza bucal de nuestros perros y gatos es tan importante como cualquiera del resto de cuidados básicos. Con el paso del tiempo, los dientes acumulan bacterias en la superficie derivando, posteriormente, en sarro. Es éste, el sarro, el causante de la mayor parte de problemas bucales en nuestros perros pudiendo llegar a ocasionar complicaciones en el corazón, riñón e hígado y ¿Cómo no? gastrointestinales. Y, es que, «la boca es la puerta de entrada de la salud» y esto no es cualquier tema.

Cómo mantener una boca sana en nuestro perro

  1. Es importante acostumbrarle desde cachorro a una limpieza diaria, o de al menos, tres veces por semana. Se debe iniciar con pasta limpieza dental perrosmanipulaciones cortas, no dolorosas y premiarle después para que el cachorro no lo asocie con una experiencia negativa. Lo ideal es acostumbrarles a que se dejen cepillar los dientes (es lo más efectivo) y, como en general los cachorros son tan glotones, puede ayudar empezar estas prácticas con un cepillo de dientes impregnado en algo sabroso tipo paté.
  2. Existen juguetes indicados para este fin.

    saray mi veterinaria limpieza bucal

  3. Por supuesto, existen distintas marcas de snaks o aperitivos destinados a la limpieza dental de los perros. Éstos sirven como ayuda o complemento pero ¡Ojo! nada sustituye a un buen cepillado.

«Debemos tener especial cuidado con los perros de raza pequeña»

Perro con Retención de Deciduos
York shire con retención de dientes de leche

Son los perros de razas pequeñas los que más problemas orales presentan. Por eso, en muchas ocasiones se deben combinar todos los productos. Lo ideal sería el cepillado de dientes con pasta encimática especial para ellos + snacks + “flúor” (existen varios desinfectantes que hacen que el sarro se fije menos al diente). En estos casos, pueden llegar a necesitar limpiezas anuales.

Los perros de raza pequeña tienen mucha predisposición a lo que se llama Retención de Deciduos. Es decir, cuando salen los dientes definitivos sin que hayan caído los de leche  y el animal presenta una doble dentadura. En estos casos está indicado la extracción de la pieza de leche ya que a la larga pueden deformar la dentadura y crear puentes entre unos y otros que facilitan la acumulación de sarro.

La edad necesaria para una primera limpieza dental no se puede fijar con exactitud ya que hay muchísima variación entre animales. Por eso, como repito siempre, lo mejor será preguntar al veterinario quien té irá informando de la la salud dental de tu mascota.

Limpieza bucal en nuestras mascotas

Qué es la limpieza dental

La profilaxis dental es una limpieza bucal profunda realizada por un veterinario que consiste en la eliminación de sarro.

Cómo se realiza

  1. Saray mi veterinaria limpieza bucal perroEn primer lugar, hay que anestesiar al animal. No porque se trate de un procedimiento doloroso, ni mucho menos, sino porque ninguno de nuestros amigos estaría quieto con una máquina ruidosa y vibrante dentro de la boca. Intentarían morderla y podrían hacerse daño. Además, la máquina utilizada para la limpieza, va expulsando agua para arrastrar los residuos. Por ese motivo, y para proteger las vías respiratorias y que el agua no les llegue a los pulmones, se les intuba, lo cual no sería posible con el animal despierto. Una vez dormido, se procede a la eliminación de la placa bacteriana y sarro mediante un equipo de ultrasonido.
  2. Limpias las piezas dentales, se pulen los dientes con un cepillo y pasta especial para proteger esmalte e intentar que la limpieza dure lo máximo posible.
  3. Una vez limpia la dentadura, es donde empieza el verdadero trabajo de profilaxis: los cuidados de higiene en casa mencionados anteriormente para espaciar el tiempo en las limpiezas bucales y, de esta forma, no tener que someter a tantas anestesias a nuestras mascotas.

«Os sorprendería saber la capacidad que tienen los animales para comer, incluso pienso, sin dientes»

Es importante tener en cuenta que, al realizar una limpieza bucal hay realizar la extracción de todas las piezas que tengan movilidad. Es algo que suele impactar porque muchas veces (sobre todo en animales mayores) se puede devolver al animal prácticamente sin dientes. ¡Ojo! No os asustéis. Esto sucede en algunas ocasiones porque, cuando un diente ha adquirido movilidad se debe a que la encía no ejerce la sujeción adecuada o porque la raíz del mismo está dañada. Ambas situaciones provocan molestias al comer. Por si fuera poco, los restos de alimentos se acumulan en los huecos de la encía y generen nuevas infecciones. «Siempre es preferible una boca sin piezas pero sana. Os sorprendería saber la capacidad que tienen los animales para comer, incluso pienso, sin dientes«.

Saray mi veterinaria durante una limpieza bucal
Realizando una limpieza bucal canina

Curiosidad de Saray, mi veterinaria

Aunque un buen pienso , sobretodo de croqueta grande, en el que deban masticar y el pienso raspe el diente, ayuda a mantener la boca limpia, el problema es que la mayoría de los animales no mastican el pienso. Aunque la comida húmeda sí se puede adherir más al diente, si tu perro no mastica, el pienso no nos ayuda en absoluto.