One Health – La salud del Planeta es cosa de todos

En el Día Mundial de la Salud de este 2022 os quiero acercar a un concepto que, aunque tiene más de dos décadas, cada vez más, va cogiendo fuerza: El One Health.

Y, es que, cada vez somos más conscientes de una visión única por la que la Salud de los animales, las personas y el medio ambiente están unidos. Muestra evidente ha sido la grave pandemia del Coronavirus por la que todo el planeta ha pasado y que ha evidenciado que hay enfermedades que afectan tanto a animales como a personas.

one health saray mi veterinaria

¿Qué es One Health?

El concepto One Health hace referencia a esa perspectiva integral que evidencia que la salud de los animales, los seres humanos y el medio ambiente están intrínsecamente vinculados y que no se pueden analizar de manera distinta. Su objetivo es abordar los problemas de estas tres ramas de manera colaborativa y transdisciplinaria en la que farmacia, biología, medicina, zoonosis, alimentación, biología, emergencia alimentaria…  colaboran para preservar la salud pública.

Así es como se presentó la Comisión científica One Health formada por distintos expertos que debatieron sobre las zoonosis emergentes que representan riesgo para la salud pública.

Debido a la crisis sanitaria internacional por la que, todavía hoy, estamos pasando, el concepto está cogiendo más peso que nunca. Y, es que, en un mundo global se brindan múltiples oportunidades para que los patógenos colonicen nuevos terrenos adoptando nuevas formas o cepas. La gestión de este riesgo no es paladín y no se puede llevar a cabo de manera individual, sino que es preciso una gestión cooperativa.

Qué debemos saber sobre la Leishmaniosis

El 1 de junio se celebra el día nacional de la prevención de la Leishmaniosis. Se trata de una forma más de recordar la importancia de prevenir contra esta enfermedad tan oída por todos. Y, es que, probablemente, la leishmania sea una de las enfermedades vectoriales más conocidas. En este post os contaré en qué consiste, como lo tratamos y, lo más importante, como prevenirla.

Leishmaniosis, qué es

La Leishmaniosis es una enfermedad vectorial, probablemente, una de las más conocida por todos. El mosquito flebótomo es el enemigo que porta el parásito y puede infectar tanto a animales como a personas (los casos en personas hasta ahora son pocos, y generalmente ligados a alguna otra patología que debilite el sistema inmune, aun así, debemos tener mucha precaución con los mosquitos, sobretodo en casas con personas enfermas, mayores o bebés). Siendo ésta una enfermedad grave y transmisible a personas, creo que debemos darle la importancia que se merece, pero eso sí, siempre desde la coherencia, el sentido común y los estudios científicos.

Sabéis que me encanta contaros anécdotas, pues bien: han llegado a pedirnos que eutanasiemos a un perro con leishmania, porque no querían que hubiera riesgo para las personas que vivían con él y, lo peor de todo, es que decían que su médico se lo había recomendado (esto quiero creer que fue de su cosecha y que no es real que un profesional del sector sanitario haya recomendado tal barbaridad).

En fin, a lo que vamos,  para que la leishmania se contagie, es necesario la actuación del mosquito, SÍ o SÍ, no se contagia por acariciar al perro, ni por que nos dé lametones, ni por recoger sus cacas… Un humano se va a contagiar de leishmania si le pica un mosquito, y ¡los moquitos vuelan señores!  Con lo cual: el mismo riesgo de que te pique un mosquito con leishmania existe tanto si tienes en casa a un perro enfermo, como si el mosquito viene de casa del vecino o del pueblo de al lado…. Es decir, ¡deshacerte de tu perro NO solucionada nada! ¿Está claro verdad?. Aprovecho aquí también para explicar esto, a la gente que me dice que a su perro no le pone collar ni pipetas porque casi no sale a la calle y vive en un décimo piso.

Otras formas de contagio

Entre perros, además de por picadura de mosquito, podría contagiarse en una transfusión de sangre (si el perro donante no se ha testado previamente), y hay algunos estudios recientes que indican que también podría transmitirse a través de garrapatas y por la placenta (por eso, entre otras cosas importantes, NO debemos hacer criar a perras con leishmania).

Síntomas de la Leishmania

En cuanto a síntomas, aquí ¡el abanico de posibilidades es enorme! Groso modo, podríamos decir que hay 2 cuadros:

  • Cutáneo: generalmente se manifiesta mediante lesiones en piel .

Descamación (caspa) generalizada o localizada (normalmente en la zona de las orejas); crecimiento anormal de las uñas, aumento de ganglios linfáticos, sequedad en los ojos y lesiones derivadas de esto,  heridas costrosas alrededor de los belfos (labios) o en los borde de la trufa (nariz); una lesión muy típica en esta presentación es el “chancro de inoculación”, que suele presentarse en la cara interna de la oreja, y es como si fuera un granito con costra que no termina de curar bien.

Esta presentación suele necesitar tratamientos menos “agresivos” y obtenemos mejor respuesta.

  • Visceral: esta solemos explicarla como “la que afecta a nivel interno”, y puede entre otras cosas provocar anemia, pérdida de peso, daños en hígado y/o riñón, dolor articular, etc

En esta presentación suelen necesitar tratamientos combinados y controles más frecuentes.

Como prevenir la Leishmaniosis

Aunque existen tratamientos contra la Leishmaniosis, como siempre os digo «más vale prevenir que curar» y en esto no lo es menos. Por ello, lo principal es un buen plan antiparasitario anual que, además, nos ayudará a prevenir el resto de enfermedades vectoriales.

Esto aún cobra más sentido e importancia si tenemos en cuenta la zona en la que vivimos, por lo que deberemos usar productos todo el año. Esto no quiere decir que debáis usar siempre los mismos. De ahí, la importancia de que tu veterinario cree un plan personalizado a tu mascota en función del animal, ambiente y temperatura de la zona, época del año…

 

Vacuna frente a la leishmania

Ahora es cuando entramos en terreno pantanoso. Y, es que, aunque hay polémica al respecto, yo SÍ recomiendo vacunar frente a leishmania. Y por eso os hablo de esto a continuación.

Una de las claves es vacunar SÓLO a animales sanos! Para ello es imprescindible que antes realicemos un test sanguíneo para asegurarnos de que el animal es negativo. Además, como os he dicho antes, la leishmania es un parásito, y por ello, para conseguir la máxima eficacia con la vacuna, el animal debe estar al día en los tratamientos antiparasitarios

En la actualidad disponemos de 2 tipos de vacuna contra la leishmania, canileish y letifend; se recomiendan poner a partir de los 6 meses, os resumo las características de cada una:

 

1. Letifend. 72% de eficacia; seguridad garantizada; todavía no he tenido ningún perro que tenga reacción tras aplicarla; su efecto empieza

 

28 días después de la aplicación; 1 dosis es suficiente y dura 1 año; mi consejo: recomiendo esta en animales de tamaño pequeño con predisposición o antecedentes de alergia.

2. Canileish. Esta fue la primera vacuna contra leishmania que salió al mercado; 92,7% de protección; su efecto empieza 28 días después de la aplicación, pero ¡OJO! La primera vez que se use en la vida del animal (lo que llamamos primovacunación) deben ponerse 3 dosis para conseguir inmunidad (1 inyección cada 3 semanas por un total de 3 inyecciones); el

efecto dura 1 año y después una única dosis anual de recuerdo es suficiente para el mantenimiento; aproximadamente un 15% de animales pueden sufrir reacciones tras su aplicación. Aquí debo lanzar un mensaje de calma, ya que durante algún tiempo se dijeron barbaridades sobre esta vacuna; es cierto que hemos visto animales con fiebre, inflamación o dolor en el punto de inyección, angioedema, vomitos… pero, en todo momento, han sido casos leves que se controlan muy bien con medicación. De hecho, como sabemos que este riesgo existe, a los animales que decidimos vacunar con esta marca, les aplicamos un protocolo preventivo para evitar estos efectos no deseados.

Como veis… no hay nada “mágico” contra esta terrible enfermedad, y pese a que desde que tenemos la vacuna han bajado muchísimo los casos, aún seguimos lamentando muertes… por ello insisto en que contra la leishmania toda prevención es poca, y si en vez de una única acción, combinamos 2, 3 o 4, ¡Mejor que mejor!

El consejo de #SarayMiVeterinaria

Recordaros también, como os he dicho anteriormente, que el desarrollo de estas enfermedades, con mayor o menor gravedad, va ligado al estado inmunitario del animal (lo que solemos llamar “sus defensas”), por ello existen también suplementos nutricionales destinados a tal fin.

En último lugar, como por desgracia, ninguna prevención da garantías al 100%, debes realizar una vez al año un test sanguíneo contra las principales enfermedades, ya que, en caso de haberla contraído, detectarla de forma precoz puede ser vital.

 

Mitos y verdades de nuestras mascotas

Existen ciertos mitos que finalmente parecen adquirir carácter científico

Lo que en un principio no debería tener más importancia, resulta que finalmente cala en la sociedad. Esto es lo que ocurre cuando no diferenciamos entre mitos y realidades de nuestras mascotas. Que sientan bases que acaban convirtiéndose en afirmaciones que consideramos verdades absolutas y no lo son. Existen muchos mitos en el mundo animal, algunas creencias que por ser tan ciertas, no nos preocupamos ni en preguntar, y es que, con el paso del tiempo parece que han adquirido cierto carácter científico. Hoy os voy a desvelar algunas de ellas.

Mitos y realidades en nuestras mascotas

1- Para que un cachorro no se haga pis en casa, hay que restregarle el morro en el pipí. ❌ MITO. Los refuerzos negativos no deben usarse salvo en casos extremos y siempre bajo supervisión profesional. Con esto podemos conseguir que el cachorro genere rechazo a nuestra manipulación, se vuelva huidizo, desarrolle agresividad e, incluso, en muchos casos, que haga pis o caca en sitios escondidos (bajo la cama, detrás de las puertas…). El objetivo está claro: que no lo encontremos y no le riñamos. Si tienes un cachorro en casa, tal vez te interesen estos consejos.

2- Cuando se porten mal debemos enrollar un periódico y darles o asustarles MITO. la misma explicación que en el punto anterior…. los refuerzos negativos siempre suelen ir mal

3- Pan duro para mantener limpios los dientesREALIDAD: El ejercicio de “roer” hace que se haga en el diente un efecto cepillo que ayuda a que el sarro no se fije. Aún así, recordad que nada es mágico y lo ideal es combinar varios productos para llegar a todos los dientes y a las caras tanto externas como internas.

4. La vacuna de rabia hace que los perros pierdan olfatoMITO. Se trata de un mito, por raro que parezca, muy difundido entre cazadores y a la que muchos se han acogido. Y, es que como ya muchos sabéis cualquier excusa es buena para intentar librarse de vacunar!!

5- Al quedar embarazada tienes que deshacerte del gato ❌❌❌ MITO: Este es uno de esos mitos al que les tengo muuuucha manía!! Sobretodo por las consecuencias. Hay veces que te preguntan por desconocimiento, y eso me parece lo más normal, pero en muchos casos son los propios médicos quien lo recomiendan, y eso sí me parece una falta absoluta de profesionalidad!! Porque alguien con conocimientos sobre el ciclo del parásito, sabe de sobra como se contagia… y no es precisamente por acariciar al gato. Como anécdota curiosa (siempre lo cuento en mi consulta), os diré que en mi clínica hemos podido trabajar 10-15 mujeres… en contacto directo con gatos callejeros sin apenas control sanitario y todas somos toxoplasma negativo. Sin embargo, mi hermana, funcionaria en el ayuntamiento, es toxoplasma positivo….¿será que los pobres gatos no tienen tanta culpa?

6- No se le puede dar chocolate a los perrosREALIDAD: El chocolate es tóxico para los perros.

7- Cuando un perro muerde o se come la pared es porque le falta calcioMITO ¡y de los gordos! Aunque sí suelen indicar un que hay algún problema, no indican falta de calcio. Esas conductas suelen estar relacionadas con problemas de ansiedad por separación cuando el perro se queda solo…. Ante casos similares, cuando en consulta empiezas a preguntar, resulta que el perro solo lo hace cuando está solo en casa ¿qué raro no? ¿Será que solo le falta el calcio en soledad??

Tengo que contaros otra anécdota porque es de las más increíbles que he vivido… «Un día entra una señora a la clínica pidiendo que le demos la lata de comida más sabrosa que tengamos (haciendo mucho hincapié en  sabrosa). Cuando preguntamos el motivo nos dice que el perrito se come la pared, y que su veterinario le hizo una prueba “metiéndole un bastoncillo por el culete” y le dijo que eso era por falta de calcio y que la solución era hacerle comer una CÁSCARA de huevo al día. ¡Los ojos se nos salían de las órbitas! La pobre señora andaba loca buscando algo tan tan sabroso que hiciera que el pobre perro se tragara la cáscara de huevo… mi compañera (que quienes la conozcáis ya sabéis que no tiene pelos en la lengua) le dijo: “señora, vamos a ver, si usted tiene falta de calcio y va al médico, ¿Qué le hacen?, ¿le sacan sangre para ver cómo está el calcio o le meten un bastoncito por el culete?” Creedme: tuve que hacer esfuerzos para contener la risa… y no por la pobre señora que andaba desesperada con el perro, sino por lo increíble de la situación. Esto refuerza mi teoría de que un veterinario debe estar en continuo reciclaje y no reforzar y mantener los mitos de hace 40 años.

8- Hay que dejar que se laman las heridas porque la saliva curaMITO: evidentemente ellos se chupan con el fin de aliviarse… pero la realidad es que en su boca hay muchísimas bacterias que van a infectar la herida y además el estar continuamente mojado retrasa la cicatrización

9- Cuando le de fiebre puedo darle un poquito de “dalsy o apiretal” : «Total, si se lo doy a un bebé ¿Cómo no va a poder tomarlo un perro?» ❌ MITO y de los peligrosos: tanto el ibuprofeno como el paracetamol son tóxicos para nuestros peluditos.

10- Puedo poner miel o aloe vera para cicatrizar heridasREALIDAD: Ambos son geniales; la miel para prevenir infecciones y cicatrizar y el aloe para calmar la irritación, hidratar y reparar piel dañada.

11. Los perros con el paladar negro son de pedigríMITO: Lo único que coincide es que algunas razas de perro tienen pigmentación negra en el paladar.

12. Las hembras deben criar al menos una vez para no tener tumores ni embarazos psicológicosMITO:  Aunque muy extendido, es ¡Totalmente falso! Sin más explicación. 😉

13- “De lo que se come se cría”REALIDAD: Aunque ojo, sin llevar las cosas al extremo… Según la medicina tradicional china, comer por ejemplo sangre hervida o carne roja ayuda en casos de anemia, al igual que comer cartílagos y tendones puede ayudar en casos de problemas articulares

14- Si le ponemos al gato un collar con cascabel se vuelve loco o se queda sordoMITO: ni una cosa ni la otra

Como veis predominan más los mitos, por eso, ante la duda, consultad siempre con un veterinario. Y, ante el miedo de si estaré preguntando una tontería, recordad que “la única tontería es no atreverse a preguntar”

Aún así… hay muchas realidades que ya sabemos todos:

⁃ El perro y el gato son los mejores amigos del hombre ✅
⁃ Te darán su amor incondicional sin esperar nada a cambio ✅
⁃ Recibirás lametones todos los días ✅
⁃ Dirás “después de este ya no tengo más” y será mentira ✅
⁃ Te pondrá carita de pena y conseguirá lo que quiere ✅
⁃ Harán que cualquier mal día cambie de color al llegar a casa ✅

Nuestro perro se hace mayor: geriatría canina

Un perro mayor no es un perro enfermo

Nuestros pequeños peludos forman parte de la familia, cada vez están más  cuidados y eso se ha traducido en los últimos tiempos en un aumento de la población geriátrica. Por ello, es importante saber qué podemos encontrar en esta etapa, qué debemos esperar, qué es normal y qué no…. Desde Saray, mi veterinaria os lo contamos.

geriatría perruna 16 años
Gala vivió 16 años, muchísimo para un Alaska Malamuten

Es importante recalcar que tener un animal mayor no significa tener un animal enfermo, pero sí, debemos tener en cuenta que tenemos un animal que está en su última etapa de vida y, como es normal,  es más frecuente la aparición de patologías. Al igual que en los humanos, nuestras mascotas necesitarán entonces más visitas médicas, controles y, quizás, fármacos.

¿Cuándo se hace mayor nuestro perro?

Para determinar en qué momento nuestro amigo empieza la etapa geriátrica se tienen en cuenta diversos factores como el tamaño (un perro pequeño no se considera geriátrico hasta los 8-9 años, mientras que un perro de tamaño grande, puede empezar a tener problemas típicos de la vejez a los 6).

geriatría canina
Nuestra motorista Duna, 11 años

«Más vale prevenir que curar»

Si hay algo seguro (y deseable) es que todos llegamos a la vejez. No debemos angustiarnos al comprobar que nuestro perro llega a mayor, simplemente agudizar nuestros sentidos ante posibles síntomas y hacer todo lo posible por detectar las patologías de forma precoz, de esta manera, lograremos retrasar al máximo la evolución de las mismas. Veréis que siempre os hablo de medicina PREVENTIVA, y es que aquello de “más vale prevenir que curar” no puede ser más cierto….

Nutrición en la vejez canina

Quienes me seguís o conocéis sabéis que la nutrición canina es un tema esencial para mí y en este post no podía ser menos. Cada etapa de la vida tiene unas necesidades específicas en todos los aspectos y la alimentación forma parte de ello. Para decidir qué debe comer un animal, el veterinario realiza un estudio que incluye un cuestionario (sobre hábitos alimenticios y enfermedades ya presentes o posibles síntomas detectados en casa) y una exploración general (prestando especial atención a aquellos puntos relacionados con la condición corporal). Las consultas sobre nutrición son muy importantes, parecen cosas lógicas, pero cuando nos ponemos a hablar os diría que un 40% de la gente no alimenta de forma correcta a sus mascotas (no solo por el tipo de alimento, sino también,  la forma de dárselo).

Ahí donde le veis, Boti tiene 18 años

En la vejez, las necesidades energéticas cambian y por ello debemos ajustar las dietas a sus nuevos estilo de vida. Es imposible dar unas recomendaciones generales sobre la alimentación ideal a estas edades ya que dependerá de la salud de nuestro perro y su peso. No obstante, sí podemos afirmar que llegados a cierta edad, su dieta en general debe ser menos calórica así como ajustar las proteínas, fibra ácidos grasos, etc…

Artrosis canina

Llegados a cierta edad, la artrosis canina es uno de los problemas que vemos con mayor frecuencia. La artrosis es dolorosa y siempre es necesario tratarla. Aunque muchos animales no muestran síntomas de dolor hasta que están en un estado muy avanzado, NO es necesario esperar a ver que el perro está cojeando o a que no se pueda levantar. Muchos propietarios creen que sus mascotas duermen todo el día, ya no saltan al sofá o ya no juegan con la pelota simplemente porque son mayores, incluso algunos dicen que “se ha vuelto gruñón con la edad y no quiere que le toquemos mucho”, y una de las causas puede ser que tengan dolor. Por ello, una vez más, recordad que vuestro veterinario, es el mejor aliado.

Los consejos de Saray, mi veterinaria

Se que nunca nos parece suficiente, siempre queremos hacer más por ellos y os preguntareis ¿qué puedo hacer yo? Como vengo haciendo últimamente, intentaré daros algunas “píldoras caseras” en cada post (siempre previa consulta al veterinario por si en algún animal en particular hay contraindicaciones y para saber cantidades recomendadas).

Alimentación: para ayudar a nuestros «mayores» podemos ofrecerles mejillones al vapor. Contienen vitaminas, hierro, ácidos grasos, ácido fólico…. Todo esto ayudará a la reparación y crecimiento de tejidos, tienen propiedades antiinflamatorias, indicado en problemas de artrosis y corazón. Además, por su contenido en zinc le ayudará a su sistema inmune. También podemos suplementar la dieta con: atún en aceite de oliva, fuente de ácidos grasos recomendada para problemas de muda o de piel; pan duro para mantener la higiene oral; y espirulina: rica en triptofano, vitaminas y minerales, útil en afecciones del sistema nervioso y piel y con propiedades de desintoxicación.

Cuidados en casa: ¡Siempre será muy útil tener una planta de aloe vera!  ¡Cuánto más en perros geriátricos! se trata de aplicarles el jugo  para hidratar la trufa, almohadillas y callos de codos o patas traseras

Descanso: Cuando sufren artrosis, las camas deben ser tipo “colchoneta” pero no excesivamente «mullidas». Se trata de que puedan descansar en un lugar confortable evitando que se hundan para que no les cueste mucho levantarse.

Higiene: En los casos de incontinencia, es importante evitar el uso d pañales que permanecen constantemente húmedos. Con esto evitaremos la incomoda dermatitis. Como sustituto, es preferible usar sábanas que se leven con facilidad o, en su defecto,  empapadores (siempre que el animal pueda levantarse y no vaya a estar tumbado en el de forma permanente).

Lo más importante: Deben recibir todos los días una gran dosis de «mimoterapia» ¡cuanto más, mejor!

Espero os haya sido útil y recordad, cualquier duda, consultad siempre con vuestr@ veterinari@

Temporada de gripe canina

Aunque, en la mayoría de casos, la gripe canina no suele ser grave, es muy contagiosa y molesta. En plena campaña de vacunación contra la gripe, os cuento todo sobre ella. Recordad que en todo caso, la prevención es la mejor medicina

Gripe canina
Es importante que si sospechas que tu perro tiene gripe, acudas a tu clínica veterinaria

Cómo prevenir la gripe canina

Empieza la temporada de gripe canina y muchos propietarios ni si quiera saben que existe, la gran mayoría ni si quiera pone la vacuna, pero lo cierto es que la gripe, tos de las perreras o traqueobronquitis infecciosa es una enfermedad muy común en nuestros perros.

Qué es la gripe canina

vacuna gripe canina indolora
La vacuna es indolora y se aplica mediante unas gotas en la nariz.

La gripe canina puede estar causado por virus, bacterias e, incluso, en un porcentaje pequeño, por hongos o parásitos. En los casos más típicos, veremos tos marcada y seca, que en ocasiones termina con arcadas y/o expulsión de baba/moco. Muchos  lo describen como “parece que tenga algo clavado en la garganta”. Además, suelen empeorar cuando el animal se agita o si durante el paseo tira de la correa. En los cuadros más graves,  junto a lo anterior, legañas, fiebre, decaimiento, rechazo a la comida y fatiga o respiración agitada…

Es importante que si sospechas que tu perro tiene gripe, acudas a tu clínica veterinaria. Allí, le harán un examen físico, le revisaran la cavidad oral y mucosas, temperatura, estado de los ganglios linfáticos, reflejo traqueal auscultación cardíaca y pulmonar. Es posible, que en función de la edad o el cuadro que presente, además se le realicen otras pruebas como analítica de sangre, radiografías, medición de la saturación de oxígeno…

En la mayoría de casos el pronóstico es leve y favorable, y remitirá por completo en 7-10 días. En cachorros muy pequeños, cuadros graves o en casos de enfermedades simultáneas, el pronóstico será de reservado a grave y requerirá hospitalización.

La gripe canina puede afectar a cualquier perro

La gripe canina puede presentarse en animales de cualquier edad, raza y situación, pero prestaremos especial atención a cachorros (sobretodo si no están vacunados o tienen menos de 3 meses), geriátricos (su sistema inmune puede ser menos efectivo), animales con problemas de corazón u otras enfermedades respiratorias (por el riesgo de complicaciones) y razas braquicéfalas (bull dog, Carlino, etc) ya que cualquier cuadro respiratorio puede comprometer su respiración todavía más.

Tratamiento de la gripe canina

La gripe canina es altamente contagiosa

Es importante tener en cuenta que el tratamiento de la gripe es muy variable en cada caso. Por ello, jamás debéis medicar a vuestras mascotas sin supervisión. Son típicas las frases «es que el perro de mi vecina tiene lo mismo y le han dado…» o «el año pasado ya estuvo malo y le dimos…». ¡No!. Es muy posible que ni el perro de tu vecina, ni el tuyo propio el año anterior, tengan el mismo cuadro, ni su sistema inmune responde igual en cada caso.

Según cada caso, el tratamiento para la gripe canina, tos de las perreras o traqueobronquitis, puede incluir:antibiótico, antiinflamatorio, mucoliticos, jarabes, broncodilatadores, inhaladores….  En todos los casos, se recomienda unos días de reposo para minimizar la irritación que empeora si el animal se excita. Además, le puede ayudar remojar la comida o dar dieta húmeda para que no tengan molestias al tragar.

consejo saray gripe caninaAltamente contagiosa

Aunque como hemos visto, la gripe en la mayoría de casos no suele ser grave, sí debemos decir que es altamente contagiosa. Por ello, es común que si conviven varios animales en la misma casa todos terminen contagiándose e, incluso, que haya brotes en barrios enteros que se contagian durante los paseos.

Debido a su rápida propagación, recomiendo la vacunación SIEMPRE. Con más insistencia si cabe en perros que vayan a ir a residencias caninas o que vengan de protectoras o criaderos. Se trata de una vacuna totalmente indolora que se aplica mediante unas gotas en la nariz.

Espero que os haya sido útil y os haya gustado. Como dice el sabio refranero español, «Más vale prevenir que curar» así que ya sabéis: coged cita en vuestro veterinario ¡que empieza la temporada!.