Cuidados básicos de Gatos recién nacidos

«Nunca cojáis un gatito recién nacido salvo que esté en peligro o estés seguro que su madre no volverá»

El otro día nos visitó la preciosidad de 9 días que veis en la foto. Por desgracia, son muchos los bebés que no pueden criarse con su madre y por eso me he lanzado a hacer un pequeño repaso en gatos recién nacidos. Pero antes, ¡Recordad!: Nunca cojáis a un gatito recién nacido de la calle salvo que esté en peligro o estés seguro de que su madre no va a volver. Muchas veces solo se alejan en busca de comida.

Recomendaciones para gatos recién nacidos

  1. Los lactantes menores de 3 semanas solo deben recibir leche especialmente formulada para su especie (preferiblemente evitar dar de otras especies o preparados caseros).
  2. Los gatos no son bebés humanos y hay que tenerlo en cuenta a la hora de darles el biberón. No debemos ponerles boca arriba, ni con la cabeza excesivamente reclinada hacia atrás. Debemos tener en cuenta que aún son débiles para toser y si les damos el biberón en la postura errónea o les fuerzas, la leche podría ir a los pulmones provocándoles una neumonía por aspiración.
  3. Otra cosa a tener en cuenta es que no son capaces de hacer pis y caca solos. Por ello, después de cada toma se les debe estimular frotando con papel, algodón o toalla calentita la barriga, genitales y zona anal. De lo contrario, uno de los problemas más frecuentes es que dejan de comer porque no consiguen hacer caca y se empachan.
  4. Importante: Como siempre, acude a tu veterinari@ para realizar revisiones periódicas y ver que todo se desarrolla con normalidad. A partir de los 21 días se irán introduciendo poco a poco alimentos semi sólidos y a partir del mes se inicia protocolo de desparasitación y vacunas

Si estás leyendo esto, es muy probable que te interese el post que publiqué en el blog, «Un gato en la familia. Cuidados básicos»

Y como dice el refranero español: «A buen gato, buen rato»