Un gato en la familia: cuidados básicos

Un gato no es un perro ¿Parece una tontería? pues creedme, no lo es. Tendemos a tratar a los gatos de la misma manera que a los perros y sus necesidades son distintas

Cuando esto empieza ya a tomar forma, es hora de hablar de los gatos. Algun@s me lo habíais pedido y a raíz de un caso que he tenido esta semana (el vídeo os lo pongo mas abajo).   voy a daros unos consejos sobre la introducción de un gato en casa y sobre sus cuidados básicos. En este caso dará igual si hablamos de un gatito o de un gato adulto , pero lo primero que quiero explicaros es que si tenéis más gatos en casa, SIEMPRE debe hacerse una cuarentena.

Es frecuente encontrar un gatito abandonado en la calle, en una caja, mojado de lluvia, con mucha hambre o con los ojos lleno de legañas… y acto seguido lo metemos en casa, le damos de comer (incluso a veces en el comedero de nuestro otro gato) y lo ponemos en una manta calentito en el sofá…. pues…. ERROR!!!! Los gatos que vienen de la calle, de una protectora o criados en zona de campo/jardín pueden tener muchos tipos de parásitos y virus, algunos de los cuales pueden ser mortales. Con esto no quiero desanimar a nadie y que dejen de recogerse animales que necesiten ayuda, pero si concienciar del peligro que esto conlleva para nuestros gatos si no se hace de forma correcta.

Durante mínimo 2 semanas el animal recogido debe permanecer separado del resto y no compartir espacios ni utensilios; debemos estar muy atentos a cómo son las heces, si come, si vomita, si hay mocos, tos o cualquier otro síntoma; durante la cuarentena deberá ser explorado y sometido a diversos tratamientos y pruebas según criterio veterinario.

Desparasitación en gatos

Es importante que los primeros días de tener un gato realicemos varias desparasitaciones y control de heces. En gatos de vida libre, por el tipo de alimentación y su hábito de caza es muy frecuente encontrar parásitos internos (dipylidium es uno de los más típicos, y se ven como pequeños granitos de arroz alrededor del ano o en las heces) y parásitos externos (pulgas, garrapatas y otodectes: ácaros de los oídos que generan mucho picor en las orejas y secreción negruzca);

Vídeo: de otodectes del oído de un gatito recién cogido de la calle

Alimentación gatuna; pienso a su disposición

Como decía al inicio, los gatos tienen ciertas peculiaridades que los diferencian de los perros y esto se aprecia también en la alimentación. Es

gatos juntos

importante que el pienso que elijáis lleve taurina, ya que los gatos no son capaces de sintetizarla por sí mismos. Además, los gatos son una especie que necesita el pienso siempre a su disposición. Y, es que, les encanta ir 20 veces al día al comedero, aunque sea para comer solo 5-6 granitos cada vez.

Los gatos no suelen beber mucha agua, lo que puede generar problemas futuros, por ello, es recomendable dar un par de veces al día un extra de comida húmeda.

Si hay un animal presente en mitos y supersticiones es el gato y esto influye hasta en la alimentación. Lo primero que nos viene a la cabeza es un gato con un cuenco de leche y una raspa de pescado ¿verdad? Pues, al igual que expliqué de la alimentación de un perro cachorro, los gatos no necesitan leche. Si les gusta, y su aparato digestivo lo tolera, no hay problema en darles, pero no es necesario. Lo mismo ocurre con el pescado que, aunque es saludable para ellos, las espinas podrían darnos un buen susto.

Vacunas en gatos

El protocolo vacunal de un gato cambia según el tipo de vida (gato casero / gato de vida libre), en cada caso vuestro veterinario os aconsejará pero las más comunes son: la Trivalente felina, leucemia, Pif  y Rabia .

Higiene. Los gatos son animales muy limpios

Perro y gato
¿Cómo el perro y el gato?

Los felinos en general, son animales muy limpios por lo que no requieren baños frecuentes como los perros. De hecho, en gatos adultos o geriátricos podemos detectar problemas de artrosis o de la cavidad oral (gingivitis, enfermedad periodontal…) precisamente porque dejan de acicalarse, el pelo se vuelve áspero y adquiere aspecto apelmazado y empieza a verse descamación.

En cuanto a los hábitos higiénicos de “ir al baño” en general el manejo es sencillo, basta poner una bandeja con arena y prácticamente acudirán a ella desde el primer día. Pero los gatos son muy particulares y los hay extremadamente maniáticos y exigentes con este tema. Es probable que no quiera usar la bandeja si está cerca de la zona de comida (son tan limpios que no les gusta que la zona de comer huela mal).

En caso de alguna patología (infección de orina, cristales o problemas renales) es problable que se hagan pis o caca fuera de la bandeja. Esto también ocurre por alteraciones de comportamiento como puede ser el estrés o la ansiedad e, incluso, por cambiarles el tipo de arena.

Como dato curioso, en casas con más de un gato, la fórmula correcta para el número de bandejas es que “deben haber el mismo número de bandejas que de gatos +1”

Enriquecimiento ambiental

Cuando los propietarios acuden a consulta por problemas de comportamiento (exceso de maullidos, ataques, no utilizar correctamente la bandeja) y les decimos que el gato está estresado la reacción suele ser unánime: «¿Estresado? ¿Cómo es posible? ¡Si está todo el día en el sofá! ¿¿Qué estrés va a tener??». Y, de entrada, parece lógico pensar así, si se tratara de una persona… Pero los gatos que no tienen acceso al exterior deben tener un buen enriquecimiento ambiental; es decir, juegos y actividades que les permitan realizar las conductas tipicas de la especie.  Los productos estrella no pasan de moda: rascadores, juguetes para «cazar» y las torres donde saltar y refugiarse.

Para los amantes felinos

Nunca me canso de decir a los amantes felinos, que con esta especie siempre es mejor tener más de uno. No supone grandes cambios en los gastos y mucho menos en las obligaciones pero sí apreciareis grandes cambios en el comportamiento. La compañía y el entretenimiento entre gatos puede cambiarles la vida. Si te lo estás planteando, ¡Ojo! debes tener en cuenta, no sólo el periodo de cuarentena del que hablábamos al principio, sino, además, que la introducción de un nuevo gato debe ser progresiva y con ciertas medidas de seguridad (presentaciones dentro de un tranportín, uso de feromonas -Feliway y zylkene son mis favoritas-, etc)

«Quien no ama a los gatos es porque nunca ha tenido uno»

Bienvenid@s al mundo de los gatos

Y dicho todo esto…. ya estamos listos para crear nuestra manada felina de forma segura. Bienvenid@ al apasionante mundo de los gatos. Estoy 100% convencida de que quien no ama a los gatos es porque nunca ha tenido uno. Se sigue oyendo comentarios como “los gatos no son cariñosos” “no puedes jugar con ellos” “no son tan listos como los perros”…. ¡Pues me reitero! Eso solo lo dice quien no ha tenido nunca uno.

Hay cosas que solo “los locos de los gatos” podemos entender (ojo! El límite para ser el/la loc@de los gatos está en 3 😂 jeje). Si es tu caso, disfruta de esa “bola” caliente enroscada bajo tu manta, ese “cazador” que te espera tras una esquina para lanzarse a tu pierna, aquel que bebe cuando el grifo está abierto, se mete en la lavadora, armario, maleta o ¡cualquier cosa abierta! Tu compañero de escritorio al que le encanta tumbarse sobre los apuntes, el que te roba las gomas del pelo, te persigue desesperado hasta que le des de comer….. Y, sobretodo, el que acudirá a ti con su ronroneo para relajarnos juntos. Y es que, a los locos de los gatos, esas 7 vidas se no quedan cortas.

Espero que os sea útil y si queréis que hablemos de algún tema felino más concreto, ¡No dudéis en decírmelo!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.