La importancia de la higiene bucal en nuestras mascotas

En los perros también «la boca es la puerta de entrada de la salud«higiene bucal en los perros

Al igual que la nuestra, la limpieza bucal de nuestros perros y gatos es tan importante como cualquiera del resto de cuidados básicos. Con el paso del tiempo, los dientes acumulan bacterias en la superficie derivando, posteriormente, en sarro. Es éste, el sarro, el causante de la mayor parte de problemas bucales en nuestros perros pudiendo llegar a ocasionar complicaciones en el corazón, riñón e hígado y ¿Cómo no? gastrointestinales. Y, es que, «la boca es la puerta de entrada de la salud» y esto no es cualquier tema.

Cómo mantener una boca sana en nuestro perro

  1. Es importante acostumbrarle desde cachorro a una limpieza diaria, o de al menos, tres veces por semana. Se debe iniciar con pasta limpieza dental perrosmanipulaciones cortas, no dolorosas y premiarle después para que el cachorro no lo asocie con una experiencia negativa. Lo ideal es acostumbrarles a que se dejen cepillar los dientes (es lo más efectivo) y, como en general los cachorros son tan glotones, puede ayudar empezar estas prácticas con un cepillo de dientes impregnado en algo sabroso tipo paté.
  2. Existen juguetes indicados para este fin.

    saray mi veterinaria limpieza bucal

  3. Por supuesto, existen distintas marcas de snaks o aperitivos destinados a la limpieza dental de los perros. Éstos sirven como ayuda o complemento pero ¡Ojo! nada sustituye a un buen cepillado.

«Debemos tener especial cuidado con los perros de raza pequeña»

Perro con Retención de Deciduos
York shire con retención de dientes de leche

Son los perros de razas pequeñas los que más problemas orales presentan. Por eso, en muchas ocasiones se deben combinar todos los productos. Lo ideal sería el cepillado de dientes con pasta encimática especial para ellos + snacks + “flúor” (existen varios desinfectantes que hacen que el sarro se fije menos al diente). En estos casos, pueden llegar a necesitar limpiezas anuales.

Los perros de raza pequeña tienen mucha predisposición a lo que se llama Retención de Deciduos. Es decir, cuando salen los dientes definitivos sin que hayan caído los de leche  y el animal presenta una doble dentadura. En estos casos está indicado la extracción de la pieza de leche ya que a la larga pueden deformar la dentadura y crear puentes entre unos y otros que facilitan la acumulación de sarro.

La edad necesaria para una primera limpieza dental no se puede fijar con exactitud ya que hay muchísima variación entre animales. Por eso, como repito siempre, lo mejor será preguntar al veterinario quien té irá informando de la la salud dental de tu mascota.

Limpieza bucal en nuestras mascotas

Qué es la limpieza dental

La profilaxis dental es una limpieza bucal profunda realizada por un veterinario que consiste en la eliminación de sarro.

Cómo se realiza

  1. Saray mi veterinaria limpieza bucal perroEn primer lugar, hay que anestesiar al animal. No porque se trate de un procedimiento doloroso, ni mucho menos, sino porque ninguno de nuestros amigos estaría quieto con una máquina ruidosa y vibrante dentro de la boca. Intentarían morderla y podrían hacerse daño. Además, la máquina utilizada para la limpieza, va expulsando agua para arrastrar los residuos. Por ese motivo, y para proteger las vías respiratorias y que el agua no les llegue a los pulmones, se les intuba, lo cual no sería posible con el animal despierto. Una vez dormido, se procede a la eliminación de la placa bacteriana y sarro mediante un equipo de ultrasonido.
  2. Limpias las piezas dentales, se pulen los dientes con un cepillo y pasta especial para proteger esmalte e intentar que la limpieza dure lo máximo posible.
  3. Una vez limpia la dentadura, es donde empieza el verdadero trabajo de profilaxis: los cuidados de higiene en casa mencionados anteriormente para espaciar el tiempo en las limpiezas bucales y, de esta forma, no tener que someter a tantas anestesias a nuestras mascotas.

«Os sorprendería saber la capacidad que tienen los animales para comer, incluso pienso, sin dientes»

Es importante tener en cuenta que, al realizar una limpieza bucal hay realizar la extracción de todas las piezas que tengan movilidad. Es algo que suele impactar porque muchas veces (sobre todo en animales mayores) se puede devolver al animal prácticamente sin dientes. ¡Ojo! No os asustéis. Esto sucede en algunas ocasiones porque, cuando un diente ha adquirido movilidad se debe a que la encía no ejerce la sujeción adecuada o porque la raíz del mismo está dañada. Ambas situaciones provocan molestias al comer. Por si fuera poco, los restos de alimentos se acumulan en los huecos de la encía y generen nuevas infecciones. «Siempre es preferible una boca sin piezas pero sana. Os sorprendería saber la capacidad que tienen los animales para comer, incluso pienso, sin dientes«.

Saray mi veterinaria durante una limpieza bucal
Realizando una limpieza bucal canina

Curiosidad de Saray, mi veterinaria

Aunque un buen pienso , sobretodo de croqueta grande, en el que deban masticar y el pienso raspe el diente, ayuda a mantener la boca limpia, el problema es que la mayoría de los animales no mastican el pienso. Aunque la comida húmeda sí se puede adherir más al diente, si tu perro no mastica, el pienso no nos ayuda en absoluto.